Matcha de alta calidad vs. Matcha de baja calidad
Puntua este articulo

Debido a que el Matcha todavía es relativamente nuevo en occidente, no nos sorprende escuchar que algunas personas son escépticas para probarlo. A menudo, las personas sin saberlo compran Matcha amargo, arenoso y de baja calidad, dándoles una primera experiencia terrible y erróneamente pensando que todos los Matcha son iguales. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre Matcha de alta y baja calidad y cómo podés saberlo?

En primer lugar, hay dos tipos principales de Matcha: “grado ceremonial” y “grado culinario “. El Matcha grado ceremonial está diseñado para mezclarse sólo con agua, y debe tener un acabado suave con poco o nada de amargura. Mezclar esta Matcha con cualquier otra cosa simplemente enmascararía el sabor suave. Por otro lado, el Matcha grado culinario tiene un sabor más amargo y astringente que es ideal para mezclar con otros ingredientes (como leche, azúcar, frutas, verduras, harina, etc.). ¿Pero cómo podés saber si tu Matcha ceremonial o culinario es de alta calidad? Así es cómo.

Precio
El primer indicador es el precio. Matcha es un té caro. Un montón de trabajo se destinan al cultivo, la cosecha y la fabricación de Matcha, y por lo tanto el precio de un Matcha de alta calidad. Tené cuidado con los té verde en polvo baratos, ya que los precios bajos a menudo indican baja calidad.

Color
El segundo indicador es el color. El Matcha de buena calidad es de color verde vibrante, mientras que el Matcha de inferior calidad tiende a tener un tono más amarillento / marrón. El vibrante color verde se debe al proceso de crecimiento a la sobra del Matcha; El cultivo a la sombra promueve la sobreproducción de clorofila, que es lo que le da a las plantas de té su color verde natural.

Aroma.
Un Matcha de alta calidad debe oler dulce y vegetal, gracias al aminoácido L-theanine que se conserva en la sombra. Los tés cultivados al aire libre pierden sus aminoácidos porque se convierten en catequinas cuando se exponen al sol.

Sabor
Probá y saboreá tu Matcha. Los mismos aminoácidos que le dan al Matcha su dulce olor en realidad deberían hacer que el sabor del té sea ligeramente dulce. Cuando se cultiva correctamente, un Matcha ceremonial debe no debe ser amargo. Un Matcha culinario debe ser ligeramente amargo, pero no demasiado.

Sensación al tacto.
Tal vez pensás en sentir tu Matcha, pero en realidad es un gran indicador de calidad. Un Matcha de alta calidad debe sentirse muy fino y sedoso, similar a la sensación de tocar un polvo de bebé. ¡El tamaño de partículas es solo de alrededor de 5-10 micrones, que en realidad es incluso más fino que el polvo de bebé! En cambio, los Matcha de calidad inferior tendrán tamaños de partículas más grandes que se sienten ásperos entre los dedos.

Hacer una taza de Matcha.
Por último, intentá hacer un tazón de Matcha de la manera tradicional. Cuando batís vigorosamente una Matcha ceremonial de buena calidad con un batidor de bambú o con un batidor electrónico, no debería ser demasiado difícil crear una capa de espuma en la parte superior. No importa cuánto lo intentes, batir un Matcha de baja calidad a menudo solo dará lugar a grandes burbujas de aire (y frustración). Preparar bebidas u hornear con el Matcha culinario debería dar como resultado un tono verde intenso y un sabor agradablemente suave a té. El sabor no debe ser demasiado amargo o demasiado suave, pero debe complementar perfectamente los demás ingredientes.

Si querés disfrutar del sabor dulce del verdadero Matcha y obtener todos sus beneficios para la salud, prestar atención al elegir tu Matcha, ya que té verde en polvo de baja calidad (mal llamado Matcha) está más disponible de lo que vos creés.
¡Pero no te preocupes! Solo seguí nuestra guía explicada arriba, y serás un maestro de Matcha en muy poco tiempo. ¡Feliz batida!