PROCESO PRODUCTIVO DEL MATCHA

El té Matcha tiene unas técnicas de producción muy específicas que lo diferencian del té verde regular o polvos de té verde. En definitiva, Matcha es un té verde en polvo, sin embargo no todos los polvos de té verde son un verdadero Matcha. Si encontrás Matcha muy barato, hay una buena probabilidad de que no sigan estos 7 pasos para la producción de té verde matcha verdadero

1. A diferencia del té verde regular, la planta de té verde Matcha son cultivadas en la sombra para impulsar los niveles de clorofila y L-teanina. Esto le da al Matcha un impulso de antioxidantes, dulzor natural y un color verde vibrante.

2. Las hojas son cuidadosamente cosechadas a mano por los entrenados trabajadores del campo. Esto asegura que sólo las hojas más jóvenes y verdes llegan a ser convertidas en Matcha en polvo.

3. Las hojas seleccionadas en el paso anterior son luego sometidas al vapor para evitar la oxidación y luego secadas al aire naturalmente.

4. Las hojas secas se clasifican según color, textura, sabor y aroma. Solamente las mejores hojas se incluyen en el Matcha comercializado por Greenergy.

5. Las hojas de té clasificados son despalilladas y desvenados para reducir la amargura, a continuación son mezcladas para producir un té de calidad constante. El té en esta etapa se llama “tencha”.

6. Las hojas de tencha son molidas con bloques de piedras granito y convertidas en un polvo fijo. Este método para pulir Matcha ha sido utilizado durante siglos y se sigue utilizando en la actualidad, ya que es necesario para conservar el color, sabor y aroma único del matcha.

7. Finalmente el Matcha es envasado en nuestras instalaciones productivas certificadas en Japón y luego es enviado por transporte aéreo a Argentina para asegurar el producto más fresco disponible.